Bienvenido!

Cotizá el seguro para tu auto con las principales compañias y recibí la info por whatsapp.

303.053 cotizaciones | 40.452 clientes confían en nosotros

Medios de Pago Datos protegidos

Completá tus datos

Patente del auto  no tengo

Código postal o nombre la de localidad

Teléfono celular

Área

Número

Tu edad

Género

* todos los campos obligatorios

Cotizar por WhatsApp

Consejos para cuidar tu motor

A continuación, te damos 10 consejos para que puedas tener una visión importante de cómo es que se tiene que dar el adecuado mantenimiento al motor, para un mejor rendimiento.

1. Cambia las bujías y cables

Aquí, los cables recorren el camino que va desde el distribuidor hacia las bujías para conducir la electricidad, éstos generan una chispa que llega a encender la mezcla de aire y del combustible en la cámara de combustión. Si los cables tienen un aspecto viejo, es posible que el auto no encienda o, en muchos casos, el motor sufra para llegar a la combustión.

Así que, al cambiar las bujías y los cables gastados estarás permitiendo que la electricidad se traslade sin ningún problema.

2. No aceleres y te detengas

Es cierto que los motores fueron hechos para correr, pero éstos tienen un funcionamiento mucho más adecuado cuando trabajan de manera constante. No es bueno tener constantes paradas y arranques, ya que el motor se desgasta y, en un mediano plazo, haces que pierda su adecuado funcionamiento.

Lo correcto sería tratar de mantener la velocidad constante para evitar ese desgaste, obteniendo así también  un mejor rendimiento del combustible.

3. Tratá de reemplazar el filtro del combustible

Muchos de nosotros no pensamos qué ocurre con el filtro de gasolina, hasta que empieza a desprenderse un olor fuerte dentro del vehículo que, evidentemente, nos habla de problemas con el combustible.

 Este vital elemento muchas veces se llena de partículas o incluso ciertas impurezas que afectan a nuestro motor. Si procedemos al cambio del filtro, haremos que el combustible fluya limpio, además de que el motor tendrá mayor facilidad para quemar el combustible.

4. Tratá de dar el seguimiento a las luces del tablero interior

La mayoría de nosotros solo vemos a las luces de nuestro tablero como algo que ornamenta el diseño de nuestro vehículo, pero más allá de eso, es sumamente importante que sepamos qué es lo que significa cada señal. Por ejemplo, si aparece la luz check engine, la de batería, presión de aceite o temperatura del motor. Si se prende cualquiera de estas luces, será mejor que de inmediato visites al mecánico, así le estarás haciendo un favor a tu motor.

5. Tomá en cuenta las bandas del motor

Este paso está relacionado con el tipo de motor que se tenga, es decir, según el número de bandas que éste utilice. Las bandas se encargan de las partes vitales del motor, pero en cada vehículo esto puede ser diferente. Por ejemplo, la función puede variar, ya que las bandas podrían estar actuando como un sistema de enfriamiento, alternador o inclusive aire acondicionado.

Lo importante aquí no es saber para qué sirve cada una de ellas, sino más bien, percatarse si tienen un aspecto sano, sin desgastes que se presenten como grietas. De ser así el caso y no cambiarlas en el momento adecuado, éstas podrían romperse y causar un daño severo al motor. El chillido es muy frecuente cuando está a punto de sufrir su mayor desgaste.

6. Tratá de recargar el tanque de combustible antes de que se llegue al mínimo

Tenemos por costumbre hacer las cosas casi siempre al final, por ello, en este caso es indispensable que carguemos combustible antes de que su capacidad este al borde del límite, ya que éste tiene una serie de sedimentos que van asentándose poco a poco y con el pasar de los años, luego de haber llenado una buena cantidad de veces el tanque, éstos se acumulan de forma gruesa y entonces viene el problema.

Al estar andando con el mínimo de combustible, nuestro motor empieza a succionar estos residuos que finalmente le causan un daño interno.

7. Tratá de revisar que no haya goteras

Estas filtraciones   son principalmente por aceite o refrigerante.

El calor intenso y la presión ocasionarán que, a larga, las mangueras del motor puedan fallar.

Tratemos de observar si las mangueras están viejas o tienen ranuras que marquen indicios de una fuga, de ser así y no tener estos líquidos en su nivel adecuado, el motor sufrirá desgaste y, posteriormente, daños.

8. Mantené el motor con una ventilación adecuada

Es necesario que nuestro motor tenga una ventilación adecuada para un buen proceso de combustión. El filtro de aire se encargará de esta tarea y evitará que se retengan insectos, partículas o polvo. Lo más adecuado sería cambiarlo regularmente, porque se puede saturar de todas estas impurezas.

9. Mantené el sistema de enfriamiento en funcionamiento

Una de las mejores formas de evitar que el motor se sobrecaliente es cuidar de manera importante la cantidad de líquido refrigerante, que circula a través del motor cuando el termostato determina que éste está caliente. Así que el nivel en el recipiente de líquido refrigerante debe de ser el adecuado.

10. Tratá de cambiar el aceite con regularidad

Este tal vez sea uno de los aspectos más importantes para el cuidado de nuestro motor, ya que el cambio de aceite con frecuencia permite una buena lubricación de sus partes. Por otro lado, también evitará que se sobrecaliente y desgaste,

Los periodos regulares para cambiar este vital elemento, pueden variar de acuerdo al tipo de motor (sintético o mineral). Por lo general, cada 5 mil kilómetros, o incluso cada 8 mil, es necesario darle un cambio.

Y vos, qué más hacés para cuidar tu vehículo???

0800-345-3355

» Llamános

Contactanos

» info@seguro.com.ar

Oficinas

» Dónde

Mailing

» Recibí las mejores ofertas